BREVE RESEÑA HISTORICA

Juan PORRATI MARRONE Hombre de origen humilde, nace el 15 de Setiembre de 1887 en Partanna, Pcia de Trápani, Sicilia (Italia), y crece en un hogar de padres cristianos.

Con 17 años se embarca con los primeros inmigrantes europeos y en 1904, llega a la ciudad de Buenos Aires, República Argentina. Luego de Instalarse en la casa de un familiar, comienza a trabajar de zapatero.

Paralelamente, en 1907 en la ciudad de Chicago EEUU, se funda la ASAMBLEA CRISTIANA REUNIDOS EN EL NOMBRE DE JESUS. En 1909 los misioneros Luis Francescon y Giacomo Lombardi viajan a Buenos Aires y en 1910 la fundan en Argentina.

Sobre 1916 llega a Bs. As. también desde EEUU, el Pastor Narciso Natucci y queda al frente de la congregación cuando Luis Francescon viaja al Brasil para fundar la “Congregacão Cristã do Brasil”.

Es entonces, sobre el año 1917 que JUAN PORRATI MARRONE, siempre interesado en la búsqueda Cristo, es invitado por Alfonso CAVALINI, compañero de trabajo y de oficio, a participar de una reunión cristiana dónde conoce al Pastor Narciso Natucci. Ya congregado, conoce a la hija de su compañero: AMALIA CAVALINI, con quien se casa y a la postre tienen 4 hijos.

Pasado el tiempo, el Pastor Narciso Natucci llama a Juan Porrati y le dice que “el Señor le hizo saber que él debía quedar al frente de la Iglesia” porque el Señor lo estaba enviando a predicar a Rosario – Pcia de Santa Fé – Argentina. El Hno. Juan Porrati, que se sentía un creyente más de la Iglesia, es tomado por sorpresa entendiendo que no estaba preparado para ello.



COMIENZO EVANGELICO ACTIVO

Es así que, estando solo sentado en su banquilla, trabajando en su oficio de zapatero, hace una oración al Señor pidiendo una señal que le confirme tal mandato; y es entonces cuando el predestinado hermano Juan Porrati, recibe una lluvia de agua que lo sorprende y lo moja. Luego de observar que no había nadie y sin una explicación racional a tal suceso, se saca el sombrero y para su confirmación, le cae agua nuevamente ahora sobre su cabeza, volviéndolo a mojar.

Convencido entonces acerca del mandato otorgado, concurre a la siguiente reunión dominical, donde se dirige al Pastor Narciso Natucci diciéndole que ahora si se podía retirar porque había recibido la confirmación del Señor que esperaba, para quedar al frente de la Iglesia.

Conoce a Felipe Prezzavento con quien posteriormente comparte y ministra la Iglesia. Habiendo entendido que el significado cristiano acerca del verdadero Diezmo no era la contribución a la Iglesia con la décima parte de los ingresos personales, sino que era la de anunciar el Evangelio dando testimonio del conocimiento de Cristo como único y suficiente Salvador, como está escrito en 1ra Corintios Cap 9, y habiendo comprendido que guardar el Sábado establecido como mandamiento al pueblo de Israel (Exo. 31:14), no era otra cosa que guardar la doctrina de Cristo, quién se constituyó como EL VERDADERO SABADO en quien encontraremos el descanso eterno (Mat 12:8), surgieron entonces discrepancias filosóficas en el seno de la Iglesia en cuanto a cómo debía conducirse. Es así que el Señor le hace saber a Juan PORRATI MARRONE que debe trasladarse junto con su familia, a la ciudad de Gualeguaychú, Pcia. de Entre Rios (Argentina), a predicar el evangelio de nuestro Señor de balde, sin recibir otro ingreso económico que el proveniente de su humilde oficio de zapatero.


UNCION DE ELIAS

Es en la ciudad de Gualeguaychú y en el año 1933, que Juan PORRATI MARRONE recibe la unción de Dios como Profeta ELIAS el POSTRERO, del que está escrito en la Santa Biblia en el libro de Malaquías Cap 4 Vs 5 y 6 con la instrucción de formar el Escuadrón del Pueblo Santo que cita el libro de Daniel (Dan 12:7) integrado por todos los congregados de la Iglesia. Por la gracia de Elías, se convierten un gran número de fieles de los pueblos y ciudades vecinas

En el año 1945, el Señor le hace saber que debía desplazarse a la ciudad de Concepción del Uruguay – (Entre Ríos), acompañado siempre por su esposa, hijos y un grupo de hermanos que lo seguían, quién establecido comienza a predicar el evangelio en ese lugar. Su hijo Alfredo B. Porrati Cavalini establecido como peluquero se queda al frente de la Iglesia en Gualeguaychú.

Es en Concepción del Uruguay donde el Señor Jesús le hace saber al Profeta Elías -Juan Porrati Marrone- que debe instalar la Santa Ciudad, la cual debe estar al aire libre y en un campo. Para ello, la familia Marín, empleados de la estancia “CENTELLA”, le consiguen un espacio de campo con un monte de talas y molles, poniéndoles a disposición un viejo galpón para ser usado como resguardo frente a posibles contingencias climáticas. Es allí donde Elías marca el lugar, traza la ciudad y comienza a llevar adelante las reuniones al aire libre, congregando un gran número de fieles de condición muy humilde, quienes llegaban a pie, en bicicleta, en carros tirados por caballos. Acampaban con los enseres más elementales pero donde la Gracia del Señor purificaba los corazones de todos los presentes y los llenaba del Espíritu Santo, y regresaban a sus casas gozosos y renovados, con muchos deseos de congregarse nuevamente. Era tal la limpieza de corazón que existía en el Pueblo de Cristo ministrado por el Profeta Elías -Juan Porrati Marrone- acompañado como segundo ministro por su hijo Alfredo B. Porrati Cavalini con el don de Eliseo, que el Señor mostró grandes maravillas en ese lugar, derramando el don del Espiritu Santo del hablar en lenguas como en el día de Pentecostés (Hch 2:3).

En el año 1945, en una Misión de 15 días acampados en Centella, el Señor JesuCristo nombró por mano del ministro Juan Porrati Marrone con la unción de ELIAS POSTRERO, a los 12 Apóstoles de la 3ra Obra recibiendo la misión de parte del Señor, de formar el Jardín de Jehová viviente y floreciente dentro del Escuadrón del Pueblo Santo.

Allí se levantó la tienda y bajo la misma se vieron bajar los Ángeles con gran potencia y Gloria, se presentaron el Ángel Apolonio, el Apóstol Pablo en espíritu, quedando todo el pueblo atónito y maravillado por las señales mostradas. Juan PORRATI MARRONE (Elías) tenía tal gracia del Señor que recibía los mensajes directamente del Señor través de los distintos Ángeles que se presentaban con él. Tal era la Gracia del Señor, que echaba fuera demonios, obraba sanidades en todo el pueblo del Señor, revelando los misterios escondidos en las sagradas escrituras desde milenios.

Es a finales del año 1948, una vez cumplida la etapa ordenada por el Señor en la República Argentina, que la Obra del Señor por mano de Juan PORRATI MARRONE con la virtud y espíritu de Elías, pasa a la República Oriental del Uruguay y en 1960 llega al Brasil quedando allí plantada la bandera del Señor hasta el día de hoy. Cumplida ésta etapa que compone la larga cadena de oro, de plata y de diamantes que es la Obra de nuestro Señor, Juan Porrati Marrone con el don de Elías Postrero pasó a descansar a su santo reino el 15 de Febrero del año 1963.

Quedan aún entre nosotros testigos presenciales que dan cuenta de la grandeza de éste personaje, entre ellos el Hno. Enrique Casagrande (90 años), el Hno. Eduardo Alfredo Ayala (85 años), la Hna. Ma. Beatriz Ayala (78 años), y la Hna. Noemí Porrati (78 años) entre otros. Muchos hermanos/as también testigos de esos gloriosos días ya descansan con el Señor.

En la actualidad, la UNICA DECENDIENTE DIRECTA de ELIAS POSTRERO -Juan Porrati Marrone- que da fiel testimonio de todas las grandezas mostradas por nuestro Señor Jesucristo por su mano y que se mencionan aquí, es su HIJA NOEMI PORRATI CAVALINI, con el don de Rosa de Sarón y de Profetiza.



NUESTRA MISION

Nosotros, que somos los HEREDEROS LEGITIMOS DE LA DOCTRINA Y ENSEÑANZAS de ELIAS EL POSTRERO, ULTIMO PROFETA que cita la Santa Biblia en el Libro de Malaquías, somos un grupo de fieles que creemos en Dios, Jehová de los Ejércitos, en nuestro Señor Jesucristo su hijo unigénito que murió en la cruz y resucitó en cuerpo y espíritu al 3er día, primicia de resurrección, para sentarse para siempre a la diestra de la majestad de Dios, y en el Espíritu Santo, el Consolador Divino que nos acompaña hasta que se produzca la segunda y última venida de nuestro Salvador. Tres personas divinas y un solo Dios. Somos DEFENSORES Y MENSAJEROS de la Obra llevada adelante por ELIAS EL POSTRERO, para que su presencia no pase inadvertida para los entendidos, y para que todo el mundo conozca los tiempos y la etapa de la Obra de Dios en la que estamos viviendo y se convierta al Señor antes de que venga el Día de Jehová grande y terrible que está anunciado en el Libro de Malaquías Cap 4 vs. 5. Somos de los tantos ADORADORES QUE ADORAN AL PADRE EN ESPIRITU Y EN VERDAD conforme está escrito en el Evangelio de Juan, Cap 4 vs 23, y que predicamos el Evangelio de Cristo conforme él lo enseñó, no aspirando a otra recompensa que no sea la Salvación Eterna obrada únicamente por la gracia y la misericordia del único Mediador, es a saber: nuestro Señor Jesucristo. Porque Cristo no vino a sufrir la dolorosa muerte de la cruz, por dinero, por oro, o por primado alguno, sino que se ofreció a sí mismo en holocausto perpetuo para remisión de pecados de todo aquel que con el corazón humillado y circuncidado cree en El.

De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama se enternece, y las hojas brotan, sabéis que el verano está cerca (Mat 24:32). El que tiene oído para oír, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias antes de que tarde sea. (Vive para siempre Jehová - Gloria a Dios)

- 13 de Agosto de 2015, Montevideo-Uruguay-